<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6016380644279&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">
canal-comstor-logo
El blog de Comstor México
Comstor Americas
  • Phishings dirigidos: cómo proteger a su empresa de ésta amenaza
  • Seguridad Digital: los 6 principios de defesa integrada contra amenazas
  • Resuelva sus problemas de amenazas en internet
  • Los 16 errores más comunes en la virtualización de Data Centers
  • 3 recomendaciones para poder escoger un firewall de última generación
  • Ph
  • Seguridad
  • Resuelva sus problemas de amenazas en internet
  • Los 16 errores más comunes en la virtualización de Data Centers
  • 3 recomendaciones para poder escoger un firewall de última generación

Dispositivo corporativo o personal. ¿Cuál es mejor?

Publicado en 29-abr-2015 5:00:00

Entienda las principales diferencias entre el BYOD y COPE.

Dispositivo corporativo o personal. ¿Cuál es mejor?

 

El mundo de la informática está repleto de siglas. Las más comunes en este momento cuando se trata de la relación empresa-colaborador o viceversa, son BYOD y COPE. La primera es cuando el colaborador utiliza su dispositivo para fines profesionales; y la segunda es cuando la empresa ofrece un aparato que también puede ser utilizado para fines personales (conocido como “propiedad de la empresa, personalmente habilitado”). Una es contraria a la otra, pero son complementarias. En este contexto, las áreas de TI de las empresas se cuestionan: ¿cuál es el mejor modelo de negocio para ser adoptado? ¿Cuál representará un mayor retorno de inversión a la empresa?


En este sentido es necesario analizar algunas cuestiones, por ejemplo: la seguridad de los datos empresariales, además de la productividad, libertad de uso y reducción en la adquisición de aparatos. Es tarea del sector TI de la empresa analizar qué modelo de negocio será más viable y rentable, desde el punto de vista de la empresa y su forma de acción. En el COPE, los dispositivos ya son configurados de acuerdo con la gestión de la empresa, para que los aparatos puedan ser utilizados con fines profesionales. Ya en el BYOD, no hay ninguna configuración especial, pues el sector de TI no tiene acceso al aparato por tratarse de uso personal, en primer lugar.



BYOD x COPE

A primera vista BYOD y COPE parecen ser dos modalidades con pocas diferencias, pero no lo son. Mientras una tiene como principio el uso profesional el otro tiene el uso personal como propiedad. Sin embargo, el COPE es apuntado por investigadores del área como la alternativa más gestionable para el BYOD.


Eso porque, utilizar el dispositivo personal para fines profesionales no está ocasionando el efecto esperado. El BYOD trae en sí una serie de preocupaciones de seguridad y de gestión. Cuando los dispositivos móviles no pertenecen a la empresa, los trabajadores pueden usarlos para lo que ellos quieren y es casi imposible para el segmento de TI tener un control de los accesos de los datos empresariales que también son revisados en el dispositivo personal. O sea, la configuración de las aplicaciones, incluso los de seguridad, así como sus actualizaciones están todas bajo responsabilidad del usuario.


El COPE promete poner orden en lo que dice respecto al acceso de los datos empresariales por medio de dispositivos móviles. Este modelo ofrece a las empresas una nueva forma de reconocer el consumo, dando algún control sobre ellos, sin privar de dispositivos que los hagan más productivos.

 

Acceso a los datos corporativos

Lo primordial es que está en juego el acceso a la información propiedad de la empresa. En el modelo COPE, los trabajadores usan dispositivos emitidos y sancionados por la organización en vez de usar sus propios dispositivos para el trabajo. Aunque esa idea pueda parecer un retroceso para los días actuales, con el COPE los funcionarios pueden usar dispositivos corporativos para tareas personales. Los trabajadores pueden hacer de todo, como por ejemplo, publicar textos, acceso a redes sociales, leer correos electrónicos personales, entre otras actividades utilizando el aparato de la empresa, y lo que es mejor, con seguridad, en cada acceso.

 

De acuerdo con la investigación hecha por Consumer Electronics Association (2013), las ventas de smartphones y tablets están aumentando más rápido que las de cualquier otros productos electrónicos. Muchas organizaciones han aceptado los dispositivos electrónicos e intentan adaptar su uso de acuerdo con la empresa. Los responsables de TI en las corporaciones orientan a los colaboradores acerca de cómo elegir los dispositivos, aplicaciones y servicios que mejor atiendan las necesidades personales y empresariales. Con eso, algunas empresas tienen la percepción de que sus colaboradores están más cómodos con el uso del dispositivo en la empresa. Sin embargo, otras organizaciones no tienen resultados tan satisfactorios con sus programas de BYOD, por eso, están impulando el COPE.


Desafíos

El modelo COPE apoya a reducir algunas preocupaciones de seguridad, tornando más fácil para el departamento de TI de la empresa monitorear y proteger los dispositivos, porque son de propiedad corporativa, ofreciendo aún muchos de los beneficios del BYOD.


Con el COPE, los colaboradores aún pueden elegir los dispositivos, servicios y aplicativos que ellos quieren usar. El modelo COPE también puede ayudar la TI a trabajar dentro de los parámetros legales y reglamentarios. Por ejemplo, algunos países europeos prohíben en las empresas el hacer limpieza de datos en dispositivos personales; si un funcionario pierde un dispositivo, él nada puede hacer para impedir que datos confidenciales sean comprometidos. El COPE elimina esa preocupación, pues el dispositivo pertenece a la organización, por eso tiene todo el derecho de limpiarlo remotamente, y cuando tal acción sea necesaria no se requiere de la autorización del usuario.


Las empresas también pueden instalar software y matricular los dispositivos en sistemas de gestión más fácilmente bajo COPE. Ese modelo también coloca a las organizaciones en una posición mejor para negociar contratos de servicios y comprar dispositivos en grandes cantidades. Las empresas aún pueden determinar cuáles dispositivos, servicios y aplicaciones van a elegir. Aunque los programas de BYOD puedan ofrecer estos tipos de controles en un grado limitado, aún tiene dificultad en impedir a los trabajadores que utilicen los servicios y aplicaciones que puedan comprometer dispositivos y aplicativos de la línea de negocios.

 

New Call-to-action



Fuente:
http://searchconsumerization.techtarget.com/feature/BYOD-vs-COPE-Why-corporate-device-ownership-could-make-a-comeback



Categorias: BYOD