<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6016380644279&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">
canal-comstor-logo
El blog de Comstor México
Comstor Americas
  • VoIP On-Premise, hospedada o híbrida
  • Seguridad Digital: los 6 principios de defesa integrada contra amenazas
  • Resuelva sus problemas de amenazas en internet
  • 3 recomendaciones para poder escoger un firewall de última generación
  • VoIP On-Premise, hospedada o híbrida
  • Seguridad
  • Resuelva sus problemas de amenazas en internet
  • 3 recomendaciones para poder escoger un firewall de última generación

Las mejores prácticas de la migración de datos para la Nube

Publicado en 22-dic-2016 5:00:00

El planeamiento es el punto principal, sin embargo, hacer un análisis real de las necesidades de la empresa es fundamental.

Las mejores prácticas de la migración de datos para la Nube

Un estudio mundial realizado por F5 Networks, señala que en este año un 81% de las empresas pretenden migrar sus operaciones para soluciones de Nube Híbrida, apuntando una fuerte tendencia para este tipo de almacenamiento, y un 20% de estos migrará más de la mitad de sus datos para Cloud.

 

La Computación en la Nube trajo para muchas empresas una solución inteligente, económica, móvil y segura para el almacenamiento de datos, pues muchos de esos datos son estratégicos para sus negocios. Pero, ¿será que se pueden migrar todos para la Nube?

 

Vamos a discutir algunas de las mejores prácticas en esta cuestión para que la decisión de qué tipos de información se pueden almacenar, no se haga de forma arbitraria. La premisa, sin duda, es el planeamiento. Conocer los tipos de Nubes ofrecidas, los proveedores y sus contratos, saber exactamente cuáles serán las cargas de trabajo que se transferirán e inclusive el perfil del equipo que actuará en la manutención de esa nube, son esenciales.

 

Otras prácticas que se pueden destacar son:

 

1- ¿La aplicación o carga de trabajo es autónoma o tiene muchas dependencias?

Si un sistema es relacionado con otro, depende de las informaciones de otras aplicaciones para que funcione, lo ideal es que continúe en el hardware físico para disminuir especialmente las discrepancias que pueden ser causadas por la diferencia de comunicaciones entre otros servidores.

 

10 Consejos para una implantación de Cloud Computing exitosa.

 

2- ¿Quién utiliza esa carga de trabajo?

¿Son clientes, proveedores o inclusive el mismo equipo de ventas que, por ejemplo, no trabaja exactamente en la oficina?. En ese caso, lo mejor es migrar la carga de trabajo para la Nube para que esos usuarios puedan aprovechar al máximo la información, puedan actualizarla, compartirla y agilizar sus actividades al tener los datos siempre disponibles.

 

3- ¿Cuál es el nivel de conocimiento del equipo de la TI en relación a la seguridad en la Nube?

El factor seguridad debe tomarse muy a serio. Si es la primera vez que la empresa está migrando sus cargas para la Nube, lo ideal sería que empezara por los datos menos complejos y menos confidenciales, especialmente para que el equipo adquiera experiencia en la nueva plataforma, crie procesos de monitoreo y pueda transmitir la confianza de que todo está muy bien guardado.

 

4- ¿Las cargas de trabajo son variables?

Si no es posible prever el tráfico en determinadas cargas a y a lo largo del día varían mucho los accesos, es mejor almacenar en la Nube, pues cuenta con muchas más herramientas capaces de recibir esa demanda.

 

5- ¿El costo beneficio vale la pena?

Una de las características de la Computación en la Nube es la posibilidad de hacer una inversión flexible, pagando apenas por el espacio que se utiliza, aumentando o disminuyendo ese almacén. En algunos momentos, sin embargo, puede no valer la pena mantener una Nube. El contrato (SLA) con el proveedor puede recibir reajustes o pasar por cambios y puede resultar más barato volver a un local físico.

 

6- ¿Qué cargas pueden almacenarse en la Nube Pública?

Tener un mapa de esos datos, sabiendo diferenciarlos de los que van para la Nube Privada, facilita el control de inversiones. Estamos viendo una TI híbrida, con diferentes cargas en esos tipos de Nube, y a pesar de que es una tendencia creciente, la infraestructura de la TI local no tiene previsión de cambios muy bruscas para los próximos años.

 

En resumen, la migración debe considerarse a partir del momento en que los requisitos de una aplicación cambian. Con ese cambio, es posible que la empresa esté cerca de quedarse sin espacio y recursos en su infraestructura física. En vez de invertir en otro hardware local, sería más económico aprovechar la escalabilidad de la Nube, pensando en toda la infraestructura que será necesaria para acomodar ese nuevo servidor, sus necesidades de actualización y manutención.

 

Fuentes:

 

http://cio.com.br/tecnologia/2016/09/01/o-que-pode-e-o-que-nao-pode-ser-migrado-para-a-nuvem/
http://cio.com.br/tecnologia/2013/06/25/dez-melhores-praticas-para-a-nuvem/
http://computerworld.com.br/81-das-empresas-planejam-adotar-cloud-hibrida-em-2016

 



Categorias: Cloud Computing, Migración de Datos