<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6016380644279&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">
canal-comstor-logo
El blog de Comstor México
Comstor Americas
  • Phishing dirigidos: cómo proteger a tu empresa de esta amenaza
  • Seguridad Digital: los 6 principios de defesa integrada contra amenazas
  • Resuelve tus problemas de amenazas en Internet
  • Los 16 errores más comunes en la virtualización de Data Centers
  • 3 recomendaciones para poder escoger un firewall de última generación
  • Phishing dirigidos: cómo proteger a tu empresa de esta amenaza
  • Seguridad digital: los 6 principios de la defensa integrada contra amenazas
  • Resuelve tus problemas de amenazas en Internet
  • Los 16 errores más comunes en la virtualización de Data Centers
  • 3 recomendaciones para poder escoger un firewall de última generación

¿Qué es la Gestión de Identidades y Accesos (IAM)?

Publicado en 15-mar-2018 5:00:00

Aprende a garantizar la seguridad de la identidad digital y el acceso a la red corporativa sin comprometer transacciones ni la privacidad de los individuos.

 

¿Qué es la Gestión de Identidades y Accesos (IAM)?

Con la Transformación Digital, muchos cambios comenzaron a ocurrir en las organizaciones que han entrado en un proceso de virtualización en búsqueda de la optimización de su desempeño en el mercado. Entre los cambios que marcaron más a las empresas se encuentra la necesidad de garantizar la seguridad de las identidades y de los accesos digitales para obtener la confianza de los clientes y de los colaboradores.

 

Garantizar la seguridad de los activos corporativos y personales es una postura estratégica clave, que debe reflejarse en la cultura de la organización, asegurando que todos participen en la construcción y el mantenimiento de esta protección de datos.

 

Se puede tomar una serie de soluciones para garantizar la seguridad de las identidades digitales y los accesos a la red, desde softwares hasta políticas que deben ser seguidas por los usuarios. Entre las posibilidades de protección que las tecnologías ofrecen está el IAM, siglas de Identity and Access Management o Gestión de Identidad y Acceso.

 

¿Cómo estructurar la Gestión de Identidad y Acceso?

 

La Gestión de Identidad y Acceso es un framework diseñado para procesos de negocios que asegura un mayor control para el registro y la seguridad de identidades digitales o electrónicas. El control proporcionado por esta estructura permite la integración entre tecnologías y políticas de apoyo a los accesos, especialmente a los datos críticos.

 

La protección ofrecida por el IAM se produce a través de diferentes sistemas de autenticación: login único, multifactor y gestión de acceso, sumados a un proceso de administración de datos, que no permite que sean compartidos a menos que reciban autorización. Para que esta gestión sea eficiente, debe ser supervisada y controlada, por lo que sus servicios de directorio están centralizados.

 

¿Qué debemos buscar en las tecnologías de gestión de identidades y accesos?

 

La gestión de las identidades de acceso como una manera de garantizar la seguridad de los datos de clientes y de la empresa, depende de algunos elementos para proporcionar eficiencia en la consecución de sus objetivos.

Panorama de la Ciberseguridad Global: ¿Cómo proteger las redes corporativas frente a las amenazas virtuales?

Hay 3 puntos principales que se deben observar en el momento de la búsqueda de soluciones:

 

1. Simplicidad de procesos

 

La seguridad que se espera de un control de identidades y accesos depende de procesos simples de aprovisionamiento de usuarios y de procedimientos de configuraciones de cuenta.

 

Reducir el tiempo y los pasos necesarios para el registro de usuarios y accesos permite que el flujo de trabajo sea más directo. Esto asegura una mayor seguridad, ya que reduce la posibilidad de se cometan errores y abusos, además de permitir la automatización de una parte mayor de los procesos.

 

La simplicidad debe garantizarse también en la edición de las directrices para el acceso de los usuarios por parte de los administradores, proporcionando un mayor control.

 

2. Posibilidad de monitorear los accesos

 

Los sistemas de gestión deben asegurar que los controles y los accesos de identidad digital se realicen para equilibrar las evaluaciones que deben realizar los administradores mediante la automatización de procesos, manteniendo la agilidad de las decisiones.

 

Una de las principales formas de lograr esta agilidad y automatización sin perder la capacidad de monitorear los accesos es asociar sus posiciones a los cargos y jerarquías dentro de la empresa. También podemos utilizar como parámetro, las unidades de negocio, las regiones donde se encuentran y otros elementos para establecer la relevancia del acceso a cierta información.

 

Es muy importante incorporar a este monitoreo los niveles de revisiones para que se mantenga la seguridad, evitando que se eliminen o se acumulen, erróneamente, los derechos de acceso.

 

3. Flexibilidad de configuración

 

La posibilidad de crear grupos privilegiados, de editar configuraciones de acceso y de facilitar los procesos de registro de usuarios son elementos que demuestran la flexibilidad que se debe esperar de los sistemas AMI.

 

La seguridad aquí es aún mayor, ya que el sistema les proporciona uniformidad a los procesos, estableciendo procesos de solicitud, de aprobación a los usuarios y de personalización de acceso de acuerdo con las necesidades.

 

Adaptar el acceso a la identidad digital establecida para el usuario con flexibilidad, les permite a los administradores acompañar los procesos y, en caso de fallas de seguridad, poder identificar su origen.

Es importante tener en cuenta que la búsqueda de sistemas de gestión de identidad y de acceso, más que contribuir a la protección de los datos personales y corporativos existentes en la red empresarial, también son estratégicos para los clientes.

 

 

Con los diversos ataques cibernéticos sufridos en el 2017, las empresas víctimas de estos ataques de hackers o por fallas constantes, terminan por deteriorar su imagen en el mercado, perdiendo la confianza de los clientes y la capacidad de conquistar a nuevos consumidores.

 

Por lo tanto, la adopción de un IAM eficiente garantiza la seguridad de datos y un mejor posicionamiento en el mercado.

 

 



Categorias: Gestión de TI