<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6016380644279&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">
logo_blogok
synnex-wc-1
  • Acceda al informe exclusivo
  • Access the exclusive report
  • Ciberseguridad para pequeñas empresas
  • 3 recomendaciones para poder escoger un firewall de última generación
  • Acceda al informe exclusivo
  • Access the exclusive report
  • Ciberseguridad para pequeñas empresas
  • Seguridad digital: los 6 principios de la defensa integrada contra amenazas

3 reglas nuevas para alinear la TI y los negocios con éxito

Publicado en 09-nov-2020 6:00:00

Estar en sincronía con los objetivos organizacionales nunca ha sido tan necesario para el éxito de un negocio.

 

3 reglas nuevas para alinear la TI y los negocios con éxito

 

 

La evolución tecnológica es exponencial, los recursos digitales y las soluciones inteligentes se desarrollan en todo momento, lo cual cambia la manera como la sociedad enfrenta la tecnología.

 

En el escenario corporativo sucede lo mismo; esa transformación digital estimula adaptaciones y actualizaciones tecnológicas de forma incesante y hace que las empresas dependan más de ellas. Con esto, el papel de los CIO se vuelve cada vez más complejo y esencial para el éxito del negocio.

 

Mucho más que dominar todas las tecnologías disponibles en el mercado, el líder de TI debe alinear la oferta y la demanda. Es decir, adoptar, estratégicamente, soluciones tecnológicas que satisfagan la demanda y necesidad real de la empresa, haciendo de la digitalización una inversión.

 

Sin embargo, ese proceso ya no se realiza de la misma manera que antes. Ahora, en la era digital, hay nuevas reglas para alinear la TI y los negocios con éxito. Lee el artículo y conoce las principales reglas.

 

¿Cuáles son las nuevas reglas para alinear la TI y los negocios con éxito?

Averigua, a continuación, 3 reglas nuevas para alinear la TI y los negocios con éxito en la era digital.

 

1) Se deben equilibrar el mantenimiento y la innovación

La primera regla es equilibrar las actividades de mantenimiento e innovación. Es decir, el CIO tendrá que decidir si desempeñará el papel tradicional de un TI, manteniendo el ERP y la gran plataforma de datos bajo control, o el de un facilitador digital, buscando conocer y utilizar nuevas tecnologías.

 

Si los dos segmentos quedan bajo la responsabilidad de un solo profesional, seguramente la demanda no se satisfará con calidad. Por lo tanto, una de las responsabilidades deberá delegarse a otro especialista. 

 

Como los dos papeles son esenciales para el soporte operativo y comercial del negocio, es fundamental emplear estrategias que garanticen una actuación eficiente.

 

Además, muchas empresas, principalmente las que no tienen equilibrio entre el mantenimiento y la innovación, terminan cometiendo el error de adoptar tecnologías sin criterios o conocimiento técnico suficiente. 

 

Por lo tanto, desperdician recursos financieros, retrasan la transformación digital del negocio, debilitan la reputación del segmento y no estructuran operaciones evolutivas.

 

2) La TI todavía es responsable de la eficiencia tecnológica

Aunque la TI no controle el uso de todas las tecnologías de una empresa, aún es responsable de garantizar eficiencia. 

 

Es decir, el departamento puede supervisar las operaciones tecnológicas desde el momento en el que se adquiere el mantenimiento técnico, para garantizar que todo salga bien y no se comprometa la salud de la organización.

 

La transformación digital es un fenómeno que debe ocurrir en todos los sectores para optimizar la funcionalidad general del negocio, y la TI puede no solamente ayudar a estructurar esas inteligencias, sino también aconsejar en la elección de las herramientas, y así potenciar el valor de la inversión en tecnología y resaltar la relevancia de su papel en la gestión estratégica de la empresa.

 

3) La TI debe comprometerse con el éxito de la organización

La tercera regla para alinear la TI y los negocios con éxito es el compromiso del sector con los resultados generales del negocio. Esta regla puede parecer obvia, debido a que ya se encuentra en práctica. Sin embargo, para muchas organizaciones no es un valor compartido.

 

Muchos CIO creen que están comprometidos con el éxito de sus clientes, y por "clientes" se entiende el siguiente sector en la línea de producción interna de la empresa, el cual disfruta directamente de los productos y servicios de la TI. 

 

Es decir, ellos trabajan como un "servicio de comida rápida" de tecnología, entregando solamente lo que se les solicita, sin tener en cuenta el escenario macro de ese pedido. Por esto, el compromiso del departamento con el éxito general del negocio se ha vuelto una regla.

 

Además de evaluar la funcionalidad y satisfacción de sus clientes directos, la TI debe estar atenta a los clientes indirectos y a los clientes externos de la organización. En otras palabras, debe comprometerse con los objetivos de la empresa, garantizando que ésta utilice los mejores recursos tecnológicos disponibles en el mercado, con el fin de fortalecer su oferta de servicios y productos con excelencia competitiva.

 

Con estas tres reglas, los líderes de TI podrán alinear su actuación y los objetivos del negocio con calidad y fortalecer su importancia para el desarrollo de este. Mucho más que ser un sector de oferta de insumos, el departamento de TI puede ser un sector de inteligencia estratégica.

 



Categorias: Tecnologías de la Información