<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6016380644279&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">
canal-comstor-logo
El blog de Comstor México
  • ¿Sus clientes están preparados para la nueva generación de red?
  • Seguridad Digital: los 6 principios de defesa integrada contra amenazas
  • 3 recomendaciones para poder escoger un firewall de última generación
  • ¿Sus clientes están preparados para la nueva generación de red?
  • Phishing dirigidos: cómo proteger a tu empresa de esta amenaza
  • Seguridad digital: los 6 principios de la defensa integrada contra amenazas

¿Cómo funciona la industria de los bots en México?

Publicado en 06-may-2019 5:00:00

Los robots pueden ser programados para la divulgación de falsos mensajes, especialmente durante las elecciones.

 

¿Cómo funciona la industria de los bots en México?

 

 

La palabra bot proviene de robot. El nombre es dado a programas de computadoras que fueron fabricados para automatizar los procedimientos repetitivos para inicialmente ayudar a las personas.


Por eso, con la evolución de la inteligencia, el mecanismo también se modernizó y funciona en tiempo real, siendo capaz de aprender nuevas funciones, además de aquellas que ya fueron programadas y aplicadas de forma dinámica.


Aunque sea una tecnología creada para el bien, las personas malintencionadas consiguen transformarla, desarrollando bots capaces de actuar como espías. Imagina tener un espía dentro de una empresa pasando información para la competencia, boicoteando así a todo el sistema. Es justamente cómo funciona un bot durante un ataque.


Un malware en formato de aplicación capaz de comunicarse con los invasores, a través de un servidor IRC que se infiltra en una máquina y comienza a propagarse, ganando nuevos brazos y creando nuevos bots en otras máquinas de una misma red.


Los bots envían millares de e-mails con ofertas imperdibles, así como surgen videos con links maliciosos, investigaciones y otras acciones para intentar recolectar información personal de los usuarios y hasta datos financieros.

 

Contáctenos


La industria de bots en México


Especialmente durante la época de elecciones presidenciales, los bots son lanzados por centenas de millares en distintos países, creando falsos perfiles en redes sociales para dar fuerza a un candidato u otro, y además de eso, divulgar mensajes falsos.


Esos bots tanto pueden ser programados por simpatizantes de cierto candidato, como bien pueden ser por hackers de otros países que tienen interés por la victoria de un competidor.


En EUA después de las elecciones entre Donald Trump y Hillary Clinton, fueron descubiertas 80 mil cuentas en Facebook provenientes de computadoras en Rusia, que divulgaban y compartían mensajes de apoyo y odio, alcanzando a cerca de 126 millones de usuarios en los EUA.


Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, Snapchat, entre otras empresas de redes sociales luchan contra esos bots, pero siempre están en el contraataque a partir de una amenaza constatada. Facebook anunció que derrumbó 10 mil cuentas, tan solo en México y Latinoamérica por el incumplimiento de su estatuto. Ya Twitter, reconoció y deshabilitó 500 mil perfiles sospechosos al inicio de las elecciones mexicanas.


En México, antes de las elecciones del 2018 que tuvo al candidato Andrés Manuel López Obrador como presidente electo, el sistema Twitteraudit validó las páginas de Twitter de los tres principales candidatos y constató que el promedio de los falsos perfiles de seguidores era de un 35%.


Otras investigaciones que arrojaron datos aún mayores por perfil de candidato generaron muchas discusiones al respecto de la legitimidad de las candidaturas y como las inversiones en campañas fueron utilizadas más allá de la publicidad para la contratación de bots.


En resumen, la industria de bots tiene por objetivo manipular la opinión pública sobre diferentes asuntos. Las personas con mala fe lanzan campañas con falsa información, por ejemplo, alarmando sobre plagas, enfermedades y devastaciones climáticas. Esas personas aprovechan el hecho de que el público continúa confiando en indicadores como el número de seguidores y likes para medir la reputación de una marca o persona.



Categorias: Seguridad