<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6016380644279&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">
logo_canal_comstor_mexico
logo_synnex_comstor
  • Ciberseguridad para pequeñas empresas
  • 3 recomendaciones para poder escoger un firewall de última generación
  • ¿Sus clientes están preparados para la nueva generación de red?
  • Ciberseguridad para pequeñas empresas
  • Seguridad digital: los 6 principios de la defensa integrada contra amenazas
  • ¿Sus clientes están preparados para la nueva generación de red?

Gestión de vulnerabilidades: ¿qué es y cómo ponerla en práctica?

Publicado en 02-nov-2020 5:00:00

Los ataques virtuales y las preocupaciones con la ciberseguridad traen a colación términos como "gestión de vulnerabilidades" y "seguridad de datos".

 

Gestión de vulnerabilidades: ¿qué es y cómo ponerla en práctica?

 

 

El aumento del número de ataques virtuales en el ambiente corporativo es escandaloso. De acuerdo con una investigación de Fortinet, Brasil sufrió más de 1.6 mil millones de intentos de ciberataques en el primer trimestre del año, de un total de 9.7 mil millones en América Latina.  

 

Con ello, la necesidad de proteger la seguridad de datos de las organizaciones se vuelve una prioridad de gestión. Las consecuencias de esas invasiones cibercriminales suman billones de dólares en todo el mundo.

 

Para reforzar ese control y garantizar la protección cibernética, los CIO y propietarios de empresas buscan optimizar su gestión de vulnerabilidades. Lee el artículo y averigua, detalladamente, cómo implantar ese proceso de gestión.

 

¿Qué es la gestión de vulnerabilidades?

Es un hecho que ninguna organización está 100 % protegida contra amenazas virtuales, por esto, es más que necesario adoptar soluciones que mitiguen los riesgos y refuercen la seguridad del negocio.

 

La gestión de vulnerabilidades es el proceso de identificación, análisis, clasificación y tratamiento de estos riesgos. Con este proceso, la TI puede corregir debilidades, aplicar controles, minimizar impactos, entre otros, para garantizar la salud del negocio. 

 

De esta forma, dicha gestión se debe hacer de manera continua y realizando un seguimiento cercano. Asimismo, todos los cambios se deben comparar, para que se mida el proceso, se controlen los riesgos y la organización permanezca protegida.

 

Las 4 principales funciones de la gestión de vulnerabilidades son:

 

  • Descubrimiento: detectar y corregir errores o problemas que puedan representar algún tipo de riesgo (seguridad, funcionalidad, desempeño, etc.).
  •  
  • Informe: usar el informe como guía para redefinir las configuraciones del programa, siempre que sea necesario, y asegurar su eficiencia.
  •  
  • Priorización: priorizar los problemas que se deben corregir, de acuerdo con el enfoque, el presupuesto, los procesos, etc. Y, de esta forma, implantar mecanismos de seguridad y realizar sus actualizaciones.
  •  
  • Respuesta: corregir (eliminar el riesgo) y mitigar (atenuar las probabilidades de que el riesgo vuelva a suceder) los problemas identificados, al reforzar la calidad continua de los sistemas de seguridad.

 

 

¿Cómo realizar la gestión de vulnerabilidades? ¡Te lo contamos en 6 pasos!

Ahora que ya sabes qué es la gestión de vulnerabilidades, exploremos cómo se debe implantar. 

 

Descubre, a continuación, algunas estrategias facilitadoras acerca de cómo poner en práctica la gestión de vulnerabilidades.

 

1) Mapea los datos del negocio

Antes que nada, es interesante mapear los datos importantes de la empresa (riesgos relacionados, tamaño del negocio, infraestructura general, aplicaciones financieras, dispositivos utilizados, lugares de almacenamiento de datos, fabricantes de los software, versiones utilizadas, lugar de instalación, responsables directos, entre otros).

 

2) Establece los responsables

La gestión de vulnerabilidades es una actividad que exige capacitación técnica, por esto, la calidad de la mano de obra involucrada es fundamental para asegurar su eficacia operativa y analítica. Lo ideal es que se estructure un equipo auxiliar de inteligencia de TI para guiar la operación.

 

3) Identifica todos los riesgos

Una vez mapeados los datos y definidos los responsables, es momento de comenzar a identificar los riesgos y sus ramificaciones. Todos los posibles problemas, virtuales o analógicos, se deben recopilar y se deben identificar sus influencias directas e indirectas.

 

Es importante doblar el cuidado con los software que tratan información sigilosa, como información personal y datos financieros. Esto se debe a que los datos sensibles están directamente relacionados con la estabilidad y supervivencia estratégica y comercial del negocio.

 

4) Analiza el escenario y define las prioridades

Analiza los riesgos y establece prioridades para los planes de gestión de vulnerabilidades. Es importante que los líderes de los sectores u operaciones en riesgo participen en el proceso de corrección y mitigación.

 

Además, es importante resaltar que los impactos en el escenario macro no pueden dejarse de lado en ninguna hipótesis. 

 

5) Genera informes

El uso de informes es una táctica estratégica para garantizar la medición del progreso de las operaciones de gestión de vulnerabilidades. Adoptar métricas inteligentes puede facilitar el análisis y optimizar la toma de decisiones.

 

6) Corrige las vulnerabilidades

Finalmente, la última estrategia que trataremos en este artículo es corregir las vulnerabilidades de forma estructurada. Como puede haber problemas en cualquier momento y de cualquier tamaño, es fundamental estructurar una guía para enfrentar los riesgos.

 

Determina un modelo a seguir, un responsable a quien recurrir, estima plazos específicos, etc. 

 

La evolución tecnológica demanda una capacitación significativa y la TI deberá estar preparada para manejar la situación, garantizar la ciberseguridad y las condiciones de desarrollo de la empresa. Con estas seis estrategias, la TI puede estructurar una gestión de vulnerabilidades con más facilidad y confianza.



Categorias: Seguridad