<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6016380644279&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">
canal-comstor-logo
El blog de Comstor México
  • ¿Sus clientes están preparados para la nueva generación de red?
  • Seguridad Digital: los 6 principios de defesa integrada contra amenazas
  • 3 recomendaciones para poder escoger un firewall de última generación
  • ¿Sus clientes están preparados para la nueva generación de red?
  • Phishing dirigidos: cómo proteger a tu empresa de esta amenaza
  • Seguridad digital: los 6 principios de la defensa integrada contra amenazas

Las mayores fallas en seguridad de dispositivos IoT durante el 2018

Publicado en 25-mar-2019 5:00:00

Vulnerabilidades desestimulan el uso de la tecnología a los consumidores finales.

 

 

Las mayores fallas en seguridad de dispositivos IoT durante el 2018.

 

 

En la ansiedad por ganar escalabilidad y mercado, los desarrolladores de dispositivos del Internet de las Cosas pueden estar dejando a un lado un punto muy importante de cualquier tecnología: la seguridad.


De acuerdo con las previsiones de la IDC, el mercado de IoT tendrá crecimiento de 13.6% al año a nivel mundial, alcanzando inversiones que llegarán a $1.2 trillones de dólares para el 2022.


Durante el 2018, fueron vistos errores primarios como errores de implantación de abastecedores, proveedores de servicios vendiendo datos a terceros y fallas de reconocimiento de voz. A continuación, enlistamos los desaciertos más notorios durante el año pasado:

 


  • Falla en el sistema de radiodifusión: paquetes de comando en los sistemas de transmisión de emergencia producidos por la Acoustic Technology Inc. (ATI), transmitidos por el aire, fueron capturados, modificados y reproducidos nuevamente.

  • Vulnerabilidades en la radiofrecuencia pueden desestimular el uso, por ejemplo, de los tags RFID, muy utilizadas por empresas para organizar almacenes e inventarios vía IoT. Al ser posible invadir la lectura de estas etiquetas, las empresas pueden tener información de sus clientes y los controles de inventarios pueden ser alterados, entre innumerables posibilidades.

  • Vulnerabilidad en el software LoJack: uno de los softwares más populares en seguridad para dispositivos fue invadido por un grupo de espionaje cibernético, alterando sus protocolos de autentificación. Con esta alteración, los equipos que utilizaban LoJack dejaron de detectar ataques.

  • Agentes de estado esconden malwares en roteadores: durante el 2018 fueron encontrados más de 500 mil dispositivos comprometidos en 54 países que pueden estar siendo rastreados por agencias internacionales como la CIA. La intención es monitorear, recolectar información y filtrar datos.

  • Con esta posibilidad de intrusión, los dispositivos de IoT están extremadamente expuestos para ser configurados de acuerdo con el interés de cualquier invasor.

  • Proveedor de datos de localización de todos los celulares en los EUA: una invasión en la Securus – empresa que abastece herramientas de rastreo de smartphones -, permitió que cualquier usuario consultará la localización de un celular sin requerir de alguna identificación o contraseña.

  • El asistente virtual fugó la conversación de una pareja para otra persona de la lista de contactos: imagina discutir con una persona dentro de tu propia casa, teniendo un asistente virtual próximo, que graba esa conversación y después la manda para otra cualquier persona de la lista de contactos del teléfono que está registrado.


Sucedió con Amazon Echo Dot, levantando también otras fallas e incidentes con otras marcas de asistentes personales.

 

Contáctenos

 


En fin, IoT es una tecnología que está siendo impulsada durante los últimos cinco años y la ansiedad del mercado por novedades, así como por la agilidad, causan fallas como las arriba mencionadas. Algunas de ellas fáciles de ser corregidas, pero que ya dejan abiertas muchas posibilidades para personas con malas intenciones.


Una investigación de Dynatrace apunta que los consumidores están perdiendo la confianza en el uso del IoT. De acuerdo con el estudio, 62% de los entrevistados temen que la cantidad y frecuencia de los problemas aumenten de acuerdo con el desarrollo de nuevos dispositivos.


La investigación global con 10 mil consumidores asegura que el 52% de los usuarios de tecnología utiliza dispositivos de IoT, pero que el 64% ya enfrentan dificultades de rendimiento. Cuando preguntamos sobre los carros automáticos – una de las figuras más icónicas del Internet de las Cosas -, el 84% de los entrevistados dijeron que no usarían ese medio de transporte por miedo a que sucedieran accidentes.


O sea, la desconfianza del usuario final todavía es muy grande con relación al IoT. Aunque quieran utilizar las novedades o conectarse, muchos episodios de vulnerabilidades que han sido divulgadas desestimulan el consumo de esta tecnología.


Para conquistar a los clientes, abastecedores, fabricantes y proveedores, prácticamente tendrán que cambiar la llanta del carro en movimiento, continuando con la oferta de novedades, pero ajustando las fallas que surjan a lo largo de la utilización de los dispositivos.



Categorias: Seguridad